Sede de las Naciones Unidas!

Advertisements

Desde el otro lado del charco

Sí, sí, sí! Al fin he decidido poner esto en marcha y compartir mis experiencias por tierras americanas. Empiezo un poco tarde quizás, pero creo que ahora puedo explicar mejor mis percepciones. (He necesitado un mes, yep.)

Cronológicamente, este es el resumen de mis primeros 30 días en NYC.

Bienvenida a Barnard College!

20140115_123118

La primera semana fue intensa y un poco agotadora. Aunque lo cierto es que no nos podemos quejar demasiado: la acogida por parte de Barnard fue muy buena. Nos preparon una semana de orientación planificada al detalle, aprovechando incluso desayunos, comidas y cenas (como en la foto), para enseñarnos el campus, explicarnos el estilo de vida en él y en la ciudad y sobre todo, para darnos a conocer la inmensidad de servicios con los que cuentan e invitarnos a utilizarlos todos. Podríamos vivir perfectamente sin salir del campus; lo tiene todo: residencia, gimnasio, comedores, cafeterías, bibliotecas abiertas 24h, cientos de clubs de estudiantes … incluso una línea de teléfono nocturno por si necesitas hablar con alguien!

Tengo que decir que fue una semana un poco extraña, recibiendo información constantemente, intentado aprender mil nombres del resto de estudiantes internacionales, comiendo a las 12 del mediodía (welcome to the American time) y muriéndome de sueño a las 7 de la tarde, efectos del jetlag.

Pero dejarme poneros un poco en contexto. Barnard College es una de  las escuelas universitarias de Columbia University. Más bien, es una pequeña universidad afiliada a CU que se financia de manera totalmente independiente pero que comparte campus, clases y ciertos servicios con Columbia. Ah, y es una institución solo de chicas, un pequeño detalle que lo cambia todo!

20140121_181154

Me explico: la primera semana, estando con las estudiantes de Barnard en el programa de orientación, tuve la sensación de estar en una pequeña burbuja rodeada de chicas entusiastas y apasionadas con todo lo que hacen, siempre con una sonrisa preparada. Después, al comenzar las clases, fue algo así como saltar al mundo real y acordarme de que los chicos también existen. Y sobre ello tengo una opinión positiva y otra negativa. La positiva es que el hecho de estar rodeadas solo de mujeres crea una sensación de comunidad acogedora, que las vincula de una manera especial, casi fraternal, y que ellas saben transmitir como un valor añadido del pequeño campus de Barnard. La negativa es que, a la vez que crea una sensación de comunidad, construye también una pequeña burbuja que a veces, al menos en mi caso, me hace olvidar que fuera de Barnard el mundo, y la vida en sí, está hecha para interactuar con chicos y chicas. Por qué? Por ejemplo, la residencia es únicamente de chicas, así que de alguna manera te acostumbras a vivir pensando que estás rodeada solo de ellas. Y las estudiantes de intercambio son solo mujeres también, por lo que las primeras amistades que logramos hacer aquí son únicamente femeninas. Por supuesto, esto no significa que las chicas de Barnard no se relacionen ni hablen con los chicos de Columbia, en absoluto, ya que compartimos clases y campus. Pero bueno, el hecho de vivir en nuestro propio campus, aunque esté justo enfrente del de Columbia, nos induce a esta burbuja que os digo.

Y diréis, ¿no se puede hacer amigos en Columbia? Mmm. Creo que al menos en las clases no. Ahora os explico…

Bienvenida a la Ivy League, y todo lo que implica

20140115_165537Cuando decidí escoger Barnard, sabía que podía cursar asignaturas en Columbia y que compartiría su campus y eso me motivaba, aparte de que está en medio de NYC, of course. Pero nunca me paré a pensar en que es una de las universidades de la Ivy League y en lo que eso implica: estudiantes claramente inteligentes, dedicados, participativos, competitivos también y muchos de ellos ricos, claro (hablo de chicos y chicas). Y eso se nota en las clases. Básicamente, los estudiantes llegan, escogen su sitio, prestan atención al 100% o al menos lo aparentan, siempre tienen alguna respuesta para el profesor… Eso es genial, lo sé. Que puedo aprender mucho, lo sé. Ahora, no intentes hacer amigos allí que no dará resultado. Creo que la mayoría de estudiantes ni siquiera giran la cabeza para ver quién está a su lado, así que presentarte en algún momento es un acto de coraje. Vale, quizás exagero, pero no demasiado. En fin, que ahora entiendo por qué hay tantos clubs! Y fraternities y sororities. Es una buena manera de hacer amigos, la verdad.

alma-mater

Y pasando al tema académico… obviamente no es la fiesta que la gente asocia a un Erasmus. Y es que es Columbia, al fin y al cabo; no importa que seamos estudiantes de intercambio, en el ambiente se nota  que hay cierto estándard académico y de alguna manera te tienes que mantener a ese nivel. Al principio me pareció agobiante e imposible, con la cantidad de lecturas que mandan por clase. Pero creo que después de estar tres años en la Pompeu cualquiera está preparado para llevar este ritmo de trabajo (aunque no mola que sea así en NYC, I know). Pero sobreviviré! 😉

Bienvenida a la Gran Manzana!

20140118_165118

Es curioso el impacto que recibes cuando estás por primera vez en un sitio que tanto habías visto en la tele o en películas y que de alguna manera habías idealizado. Lo que pensé cuando salí del metro en la parada de Times Square fue una mezcla entre “Ahora voy a ver todos aquellos anuncios, unos encima de otros, un millón de luces, la torre aquella que está en una esquina y las escaleras rojas del vídeo de Alicia Keys”, como si ya lo conociera todo de antemano, y “Vaya, en realidad no tenía ni la menor idea de cómo era, esto es más grande de lo que imaginaba. No sé a dónde mirar! Cuánta gente, cuánto color!”

Creo que todo Nueva York debe de ser así. Bueno, de hecho, cualquier ciudad por conocer. Tenemos varias imágenes  en nuestra mente de cómo va a ser y a veces creemos que ya sabemos lo que nos vamos a encontrar. Pero qué diferente resulta en realidad! Nada se compara a la satisfacción de verlo al fin con tus propios ojos y sustitur esa antigua imagen por una nueva creada por tu propia experiencia 🙂

Y por si os preguntáis si ya he visto toda la ciudad y tal… No. Y yo que pensaba que al mes ya me conocería NYC o al menos habría hecho más o menos bien mi trabajo de turista. Pues resulta que hace demasiado frrrrío para salir a hacer sightseeing (últimamente nos mantenemos a una media de -6º). Y bueno, no es que la uni nos deje mucho tiempo libre precisamente.

Pero esto es NY y claro que he explorado un poco! Empezando por asistir al show de Mamma Mia en Broadway. Os lo recomiendo a todos! No vayáis al cine, ni al teatro, VENIROS A BROADWAY. Qué espéctaculo, consiguen que te introduzcas en la historia de una manera única. Y Central Park! Nevado, un gusto para la vista:

IMG_0265

Ah, y la comida, por favor. NYC es la reina en cuanto a oferta de gastronomía seguro. Basta con deciros que alrededor del campus se encuentran restaurantes de todo tipo (de comida china, tailandesa, mexicana, americana, griega…) por no hablar de la infinidad de cafeterías que te encuentras en una misma calle, lo cual me ha acabado de convertir a la cultura del café. Oh, y los carritos ambulantes que siempre llenan el ambiente con olor a comida, ya sea dulce o salada… Es que quisiera probarlo todo!

20140118_233650

Podría alargarme todo lo que quiera pero creo que por hoy ha sido suficiente y no voy a cansaros más! Después de esta entrada viene la galería de fotos de Central Park y más adelante la de otros sitios que he visitado. Me parece más interesante, personal y organizado compartirlo por aquí que por Facebook.

Blog inaugurado 😀 Os invito a continuar leyendo futuros posts y sobre todo a echarle un vistazo a las fotos, NYC da mucho de sí 😉

From NYC with love,

Carla

"The joy of life comes from our encounters with new experiences, and hence there is no greater joy than to have an endlessly changing horizon, for each day to have a new and different sun. " JK